Apoyo escolar

¿Qué es la dislexia?

Los signos de la dislexia pueden ser difíciles de reconocer antes de que un niño vaya a la escuela, pero hay algunas señales tempranas que pueden indicar su existencia.

  • Maestrik

3 min. de lectura
¿Qué es la dislexia?

Reserva aquí tus clases particulares con Johanna Sanabria.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje, que dificulta leer a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla y para comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras (decodificación). La dislexia, que también se denomina «dificultad de lectura», afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

Las personas con dislexia tienen una inteligencia normal y, por lo general, también una visión normal. La mayor parte de los niños con dislexia pueden tener éxito en la escuela con la ayuda de un tutor o de un programa de enseñanza especializado. El apoyo emocional también juega un papel importante.

Aunque la dislexia no tiene cura, la evaluación e intervención tempranas producen los mejores resultados. En ocasiones, la dislexia no se diagnostica durante años y permanece sin ser identificada hasta la adultez, pero nunca es tarde para buscar ayuda.

Los signos de la dislexia pueden ser difíciles de reconocer antes de que un niño vaya a la escuela, pero hay algunas señales tempranas que pueden indicar su existencia. Una vez que el niño alcanza la edad escolar, es posible que el maestro sea el primero en notar el problema. La gravedad varía, pero la afección suele volverse más evidente cuando el niño comienza a aprender a leer.

Los signos que indican que un niño pequeño podría estar en riesgo de tener dislexia comprenden

  • Tardar en comenzar a hablar
  • Aprender palabras nuevas a un ritmo lento
  • Problemas para formar palabras adecuadamente, como invertir los sonidos de las palabras o confundir palabras que suenan de forma parecida
  • Problemas para recordar o decir el nombre de las letras, los números y los colores.
  • Dificultad para aprender canciones infantiles o jugar juegos de rimas

Una vez |el niño esté en la escuela, es posible que los signos y síntomas de la dislexia se hagan más visibles, entre ellos:

  • Un nivel de lectura muy por debajo del que se espera para la edad
  • Problemas para procesar y comprender lo que escucha
  • Dificultad para encontrar la palabra correcta o formular respuestas a preguntas
  • Problemas para recordar secuencias de cosas
  • Dificultad para ver (y ocasionalmente escuchar) similitudes y diferencias entre letras y palabras
  • Incapacidad para pronunciar una palabra desconocida
  • Dificultad para deletrear
  • Tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir. Mala pronunciación de nombres o palabras, o problemas para recordar palabras
  • Problemas para comprender bromas o expresiones que pueden no ser fáciles de entender a partir de palabras específicas (modismos), como «pan comido», que significa «fácil»
  • Tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir
  • Dificultad para resumir una historia
  • Problemas para aprender un idioma extranjero
  • Dificultad para memorizar
  • Dificultad para resolver problemas matemáticos

Por ejemplo, puede leer “casa” en vez de “caso” o “lopo” en vez de “lobo”, no puede identificar cuál de las siguientes palabras existen “brado”, “Bravo”, “brano o “cravo”.

Los signos de la dislexia en adolescentes y adultos son similares a los de los niños.

Si bien la mayoría de los niños están listos para aprender a leer en la etapa del jardín de infantil o primer grado, con frecuencia, los niños con dislexia no pueden comprender los conceptos básicos necesarios para esa actividad en esta etapa. Exponer la situación al médico es importante si el nivel de lectura está por debajo de lo que se espera en determinada edad o si se nota otros signos de dislexia.

Cuando no se diagnostica ni se trata este trastorno, las dificultades para leer que se presentan en la infancia continuarán en la edad adulta.

La dislexia no tratada puede ocasionar una serie de complicaciones, entre ellas:

  • Problemas para aprender. Debido a que la lectura es una habilidad básica
  • Problemas sociales. La dislexia puede causar baja autoestima y lo que esto conlleva

Un niño puede verse impedido de alcanzar su potencial cuando crezca si no puede leer ni comprender y esto puede tener consecuencias educativas, sociales y económicas a largo plazo.

¿Cómo ayudar a una persona con dislexia? ¿Cómo trabajar con un niño con dislexia? Una vez que se ha diagnosticado, el niño debe comenzar de la mano de un especialista en dislexia una terapia con el objetivo de mejorar el aprendizaje.

En Maestrik queremos acompañarte a alcanzar tus metas. Es por esto, que te acompañamos en tu proceso de aprendizaje y formación con profesores particulares expertos en todas las áreas del conocimiento para acompañarte a ti y a tu familia. ¡Sube al siguiente nivel!

Reserva aquí tus clases particulares con Johanna Sanabria.