Idiomas

Los 5 idiomas más fáciles de aprender si hablas español

Para un hispanohablante las lenguas del mismo origen, es decir, las romances o neolatinas como el portugués, francés, italiano, catalán y el rumano al compartir léxico, así como muchas estructuras gramaticales, terminan siendo más fáciles de aprender.

  • Maestrik

4 min. de lectura
Los 5 idiomas más fáciles de aprender si hablas español

Autor: Jorge Cuenca, profesional de Maestrik


Según Beatriz Gabbiani, lingüista de la Universidad de la República, de Montevideo, Uruguay, para un hispanohablante las lenguas del mismo origen, es decir, las romances o neolatinas como el portugués, francés, italiano, catalán y el rumano al compartir léxico, así como muchas estructuras gramaticales, terminan siendo más fáciles de aprender. (Llorente, 2017)

Ahora bien, aunque es innegable que tales similitudes sean evidentes al momento de comprender, por ejemplo, un pequeño texto de baja dificultad o incluso sostener una corta conversación usando cada uno su propio idioma, cada lengua trae sus desafíos estructurales, los cuales serán relevantes al momento de su aprendizaje.

Veamos ahora ciertas características de los 5 idiomas que más se parecen al español:

1. Portugués:

La primera lengua más fácil de aprender para los hispanohablantes es el portugués, ya que como lenguas hermanas comparten elementos gramaticales y lexicales comunes.  Un ejemplo de ello es la gran cantidad de palabras que se escriben igual y tienen el mismo significado como abrir, beber y boca. (Fernández, 2018)

Las estructuras gramaticales de ambas lenguas, (sujeto-verbo-predicado), son muy similares: Eu quero uma garrafa (Yo quiero una garrafa). Ahora bien, aunque la pronunciación del portugués es relativamente sencilla para los hispanohablantes, existen algunos sonidos nasales que requieren práctica como la terminación “-te” en presente se pronuncia en Brasil “-chi”, mientras que la terminación “-de”, como en grande, se pronuncia “-dlli”. (Fernández, 2018)

Finalmente, es importante tener en cuenta qué variedad de portugués se estudia. En términos generales, el acento de Brasil puede ser más fácil de entender dada la claridad de su pronunciación.

2. Italiano

Como el portugués, el italiano también es una lengua románica. Prueba de la gran similitud lexical entre el italiano y el español son estas palabras que son muy parecidas y significan exactamente lo mismo: per favore (por favor), grazie (gracias) o probabile (probable), entre muchas otras. En español también se utilizan muchas palabras que son originarias del italiano, como, por ejemplo, novela, fiasco, paparazzi o bancarrota. Es decir, el aprendizaje del vocabulario es una tarea relativamente fácil. (Fernández, 2018)

La pronunciación italiana es sencilla, pero hay que tener en cuenta algunas diferencias con el español como, por ejemplo, la pronunciación de la “c” y la “g” con las vocales “e” y “i”. De igual manera, fonemas como “gli” y la “s” fricada en medio de las palabras pueden representar un eventual desafío sobre la marcha.

3. Francés

El francés es hablado por aproximadamente 274 millones de personas como lengua nativa y es la segunda lengua en las relaciones internacionales después del inglés. Se estima que el español y el francés tienen alrededor de un 70 % de similitudes lingüísticas. El aprendizaje del vocabulario es una tarea relativamente fácil, ya que se encuentran muchas palabras parecidas en ambas lenguas como tomate (tomate), applaudir (aplaudir) o jambon (jamón). En lo referente a la construcción de oraciones básicas, la estructura es la misma (sujeto-verbo-predicado): Ils parlent anglais et français (Ellos hablan inglés y francés). (Fernández, 2018)

Vale la pena destacar la existencia de numerosos sonidos que se usan en francés y que no existen en español, como el de la “r” y “aille”. Ahora bien, existen signos ortográficos en francés que no concebimos en español como la cedilla de la c y los acentos graves y agudos. Todo ello puede representar un reto al momento de aprender el francés, pero la influencia cultural del idioma y los rasgos lingüísticos semejantes con el español facilitan el camino.

4. Catalán

Hablado en Cataluña, las Islas Baleares, Andorra, la Comunidad Valenciana, en la región francesa del Rosellón y en la ciudad italiana de Alghero. Como sucede con el portugués o el italiano, el catalán, en la lengua escrita y a menudo en la lengua oral, tiene muchas similitudes con el español. Aquí algunos ejemplos de cognados, palabras que tienen el mismo origen y son similares en su ortografía: habitació (habitación), verd (verde), ajuda (ayuda). (Fernández, 2018)

5. Rumano

El rumano es la quinta lengua románica más hablada en la Unión Europea, por detrás del español, el portugués, el francés y el italiano. El rumano es la lengua románica más parecida al latín, de la cual ha mantenido gran parte de su estructura gramatical, así como mucho de su vocabulario: casă (casa), vin (vino).  La pronunciación del rumano es sencilla para los hablantes de español, ya que el alfabeto rumano es casi completamente fonético, es decir, se pronuncia tal y como se escribe con algunas excepciones.  En rumano, los adjetivos también concuerdan, como en español, con el género y el número del sustantivo al que se refieren: Un profesor bun es “Un profesor bueno”. (Fernández, 2018)

Aunque los anteriores idiomas son, sin duda, bastante cercanos al español en muchos aspectos que nos facilitan su aprendizaje, vale la pena mencionar al inglés, como una sexta lengua que, a pesar de no pertenecer a la familia de lenguas románicas, sigue una estructura lógica de formación y ostenta una configuración gramatical de fácil aprendizaje a diferencia de idiomas como el español o el italiano. Por dar un ejemplo, la conjugación del verbo “play”: I play, you play, he plays, we play, they play; como vemos, apenas varía. Estudiar inglés puede ser complicado en un principio para un hispanohablante, pero una vez que se entienden las estructuras, aprender el idioma resulta fácil. (Llorente, 2017)


Reserva aquí con Jorge Cuenca tus clases de preparación para el examen Saber 11, inglés, francés, ciencias sociales, derecho, expresión oral, historia y geografía, redacción y gramática, preparación ielts.