familia

El impacto de las pantallas en la forma de educar a tus hijos

El papel de las pantallas en la vida de las familias tiene diversos efectos en la educación de niños y adolescentes; ya que es claro que estos dispositivos han transformado la relación e interacción en los diferentes hogares.

  • Maestrik

3 min. de lectura
El impacto de las pantallas en la forma de educar a tus hijos

Autor: Johanna Sanabria, profesional de Maestrik

A medida que pasa el tiempo, el mundo de la tecnología se vuelve más innovador y se convierte en algo sumamente indispensable en las familias. Es por esta razón que a los hogares siempre está ingresando un dispositivo nuevo que contribuye de alguna manera en la vida cotidiana. En este artículo vamos a concentrarnos principalmente en los dispositivos que cuentan con una o más pantallas que permiten su funcionamiento y la relación que tienen directa o indirectamente con la educación y el desarrollo académico de tus hijos.

Para empezar, es importante recalcar que la tecnología puede modificar de manera tanto positiva como negativa: con esto queremos hacer énfasis principalmente en que no es necesario tomar la relación tecnología – familia desde un punto de vista netamente negativo; ya que los efectos y modificaciones que la tecnología ha generado en la sociedad no se pueden generalizar.

Si bien, una de las ventajas que podemos encontrar partiendo de la tecnología como foco en las relaciones familiares, es el descubrimiento y desarrollo de destrezas y habilidades, siendo esta una puerta a nuevas maneras de aprender para los niños y una herramienta de ayuda para los padres. Muchos niños y jóvenes utilizan la tecnología y las pantallas, especialmente los teléfonos celulares, para relacionarse con personas que van a aportar de cierta manera en su proceso; por otro lado, también se pueden relacionar con un fin netamente social, lo cual no está mal tampoco. Actualmente la tecnología ofrece a los niños y jóvenes más herramientas que serán de vital importancia siempre y cuando se manejen bajo responsabilidad.

En este orden de ideas, es claro que el uso de diferentes tecnologías no esta alterando la educación o la vida de las familias, ya que es cada persona la que se encarga de minimizar o maximizar el efecto de una herramienta facilitadora que aporta desde diferentes puntos de vista al ambiente familiar, la vida cotidiana o simplemente la formación académica y personal. Asimismo, principalmente los jóvenes, lo que hacen es adaptar la tecnología que va de la mano con el internet, a su vida cotidiana; de manera que puedan cumplir cada uno de sus deberes apoyándose en alguna herramienta tecnológica.

Finalmente, volviendo al tema de la formación de los hijos, es indispensable entender que la autonomía es una fase fundamental en el crecimiento personal y académico; sin embargo, es indispensable que los padres tengan cierto control sobre las herramientas tecnológicas más utilizadas por los hijos. Esto debido a que por medio de la tecnología, principalmente el uso de internet, los hijos se pueden encontrar con diferentes situaciones de riesgo, las cuales evidentemente no aportan nada en su buen desarrollo, causando así posibles secuelas a mediano o largo plazo. Es por esto que se recomienda tener en cuenta actitudes de los niños y jóvenes antes, durante y después del uso de estas herramientas.

El entorno multipantalla en el que viven actualmente las familias es una realidad en los hogares de padres y madres con hijos menores de 18 años, en los cuales hay al menos un smartphone, un televisor, un ordenador, una tablet y una consola de juegos. El smartphone es el dispositivo con mayor presencia en los hogares y en muchas familias la primera fuente de conflictos con los hijos y un motivo de preocupación para los padres.

Para gestionar mejor el tiempo de tus hijos frente a estos dispositivos existen distintas alternativas eficaces como Maestrik, que te ayudan a minimizar la pérdida de tiempo de tus hijos y mejoran sus capacidades y habilidades; allí encuentras un sinnúmero de beneficios ya que en las clases personalizadas el profesor se adapta a las necesidades educativas de tu hijo y así mismo crea un plan de trabajo diseñado únicamente para el alumno al que enseña, pudiéndose centrar así en sus puntos fuertes y débiles. Como bien sabemos, las clases privadas son individualizadas y hay un permanente contacto entre alumno y profesor. Por ello no es sorprendente que cada vez sean más las personas que optan por un aprendizaje de este tipo.


Reserva aquí tus clases particulares con Johanna Sanabria.