Apoyo escolar

¿Cómo identificar las necesidades de aprendizaje en los alumnos?

Si alguna vez te has preguntado la razón por la cual tus clases, tus planeaciones y tus metodologías no sirven o no son tan útiles en todos tus estudiantes, te recomendamos continuar leyendo este artículo en el cual te explicamos la importancia de ver más allá de lo académico.

  • Maestrik

3 min. de lectura
¿Cómo identificar las necesidades de aprendizaje en los alumnos?

Autor: Johanna Sanabria, profesional de Maestrik

Partiendo del cambio tan drástico que sufrió el mundo con la crisis sanitaria, y haciendo énfasis en el desarrollo de una clase, es necesario entender que después de todo, los estudiantes pueden llegar a tener más preocupaciones que de una u otra manera logran afectar el proceso de adquisición y aprendizaje. Por lo tanto, en el desarrollo del presente artículo, te compartimos algunos tips, consejos y sugerencias para que tus clases sean más que productivas, sobrellevando también los factores externos que las pueden afectar.

a. Hacer una análisis de los temas vistos anteriormente. En primer lugar, es adecuado entender la pausa que ha tenido el entorno académico y el cambio que ha sufrido. Por tal motivo, se debe entender que algunos aspectos posiblemente quedaron olvidados, es por esto que hacer una retroalimentación breve o el mejor llamado “recorderis” puede llegar a motivar al estudiante a continuar; diferente sería si este no recuerda nada y por miedo a confundirse más no tenga la motivación suficiente para lograr un módulo con éxito. Por otro lado, si se está retomando la presencialidad, bien sea en colegios o en sesiones personalizadas; es importante empezar con metodología “básica” de manera que el estudiante logre adaptarse nuevamente a la rutina.


b. Tener en cuenta los objetivos del estudiante. Existen muchos casos en los cuales los estudiantes prefieren las tutorías, clases o sesiones personalizadas debido a que en estas se tiene un ritmo específico adecuado a las necesidades. Sin embargo, es necesario conocer e identificar los objetivos que tiene una persona para avanzar académicamente; partiendo de esto, el docente puede crear, modificar o adaptar planeaciones que realmente favorezcan el proceso de aprendizaje. Hay que tener en cuenta que la misma planeación, con las mismas actividades no sirve de la misma manera y no es tan efectiva para una persona que, en el caso de adquisición de una segunda lengua (L2), está interesada solamente en practicar la parte de habla, que para una que quiere mejorar sus habilidades de escritura. Asimismo, hay también estudiantes que prefieren las clases personalizadas para prepararse específicamente para un examen internacional y otros que lo hacen solo por propósitos personales. Cada objetivo y necesidad requiere una modificación y adaptación por parte del docente.


c. Identifique la manera de aprendizaje más adecuada para el estudiante. Partiendo de la experiencia tanto de docentes como de estudiantes, es importante reconocer que no todas las personas tienen el mismo método de aprendizaje; es decir, muchas personas aprenden más viendo, ahí es en donde el docente puede aprovechar ese método para realizar y crear actividades llamativas, esquemas, etc. Por otro lado, hay personas que prefieren aprender por medio de audios, es decir, interiorizan más los temas de manera auditiva; otras prefieren leer y otras prefieren escribir. Sin importar cuál sea el método de aprendizaje del estudiante, es prudente que el docente logre identificar dicha habilidad y reforzarla en el desarrollo de una clase.


d. Tener en cuenta sus gustos e intereses. Conocer los gustos del estudiante logra ser un punto a favor del docente, ya que este podrá captar más rápido la atención del estudiante haciendo uso de dichos gustos. En el caso de adquisición y aprendizaje de una L2, es más fácil que el estudiante se concentre en un audio que sea de una canción, película o video que sea de su agrado y no en un audio de un tema totalmente aislado de los intereses del estudiante. Si bien hay situaciones en las que es necesario hacer uso de recursos académicos que no tienen nada que ver con los gustos de los individuos, no está mal innovar en una que otra sesión, sorprendiendo al estudiante y logrando una mayor atención de su parte.


e. Respetar la opinión personal de los estudiantes. Por último, es claro que los estudiantes pueden sentir miedo o vergüenza de decir lo que realmente piensan frente a cualquier tema manejado en la clase. Esto se puede ver reflejado porque en algunas ocasiones se puede evidenciar el rechazo por parte tanto del docente como de los otros estudiantes al no compartir las mismas ideas. Es por esto, que los docentes deben dar la libertad a los estudiantes de debatir, compartir ideas y formular preguntas, para que puedan desarrollar de una mejor manera el ejercicio de la comunicación en clase.


Para terminar, espero que estos consejos puedan ayudarte a que tus clases sean un poco más sencillas y divertidas de planear; para que así, los estudiantes puedan tener un proceso de aprendizaje significativo.

En Maestrik queremos acompañarte a alcanzar tus metas. Es por esto, que te acompañamos en tu proceso de aprendizaje y formación con profesores particulares expertos en todas las áreas del conocimiento para acompañarte a ti y a tu familia. ¡Sube al siguiente nivel!


Reserva aquí tus clases particulares con Johanna Sanabria.