Clases particulares

5 beneficios de implementar actividades interactivas en el desarrollo de una clase

Cuando pensamos en enseñar algún tema que aporte al proceso de adquisición y aprendizaje, es necesario identificar la metodología que se adecúe más y que favorezca dicho proceso tanto para el estudiante como para el docente.

  • Maestrik

2 min. de lectura
5 beneficios de implementar actividades interactivas en el desarrollo de una clase

Autor: Johanna Sanabria, profesional de Maestrik

Cuando pensamos en enseñar algún tema que aporte al proceso de adquisición y aprendizaje, es necesario identificar la metodología que se adecúe más y que favorezca dicho proceso tanto para el estudiante como para el docente.

Dicho lo anterior, es importante analizar que actualmente, todos nos hemos tenido que adaptar a la interacción de manera virtual; Sin embargo, esto nos trae más beneficios de los que podemos imaginar. Centrándonos específicamente en el aprendizaje virtual, en el desarrollo del presente artículo, nos vamos a enfocar en brindar a los docentes algunos tips y beneficios que trae consigo el aprovechamiento de la tecnología y  la creación de clases interactivas al momento de realizar la planeación de una clase.

  1. Comunicación en el aula o sesión de clase: Es claro que la manera en la que aprendemos un nuevo tema varía dependiendo de dicho tema. Sin embargo, independientemente del tema a desarrollar, la comunicación es uno de los puntos clave. Mediante las actividades interactivas, tanto los estudiantes como los docentes se enfrentan a la situación de expresarse, formular preguntas, compartir conocimientos, etc.
  2. Aprendizaje significativo: Aunque muchas veces no se lleve a cabo en diferentes sesiones de aprendizaje, es importante identificar la importancia del uso de colores al momento de realizar una explicación, de esta manera puede resultar un poco más fácil el proceso de memorización. Asimismo, los movimientos, sonidos o animaciones, lograrán que la explicación sea más productiva para el estudiante.
  3. Adiós distracciones: Un factor que se repite a través de los tiempos, es la constante distracción de los estudiantes en las clases, y ahora con la virtualidad esta situación puede empeorar. Es por esto que las actividades o presentaciones interactivas, pueden captar la atención de los estudiantes evitando así que se concentren en otras cosas.
  4. Preparación y solución de actividades/o/ problemas: Claro está que; en la mayoría de casos, las tareas se vuelven tediosas o estas mismas pueden ser realizadas con diferentes herramientas de apoyo, lo que puede llegar a ser no tan beneficioso para el proceso de aprendizaje. Por lo tanto, crear o diseñar diferentes actividades para resolver en la clase ayudará al estudiante a enfrentarse a las dudas que tenga del tema a tratar, formular preguntas y resolver los diferentes ejercicios de manera autónoma, para lograr una mejor adquisición.
  5. Realización de esquemas: Todas las materias tienen uno que otro tema que se vuelve complejo de entender o incluso de explicar. Es por esto que recomendamos la creación de gráficos, esquemas, mapas conceptuales o tablas para mejorar y facilitar la explicación, simplificando todo a lo más importante, logrando así una mejor comprensión de los temas. Así, de manera organizada, los estudiantes lograrán memorizar e interiorizar de una mejor manera.
  6. Evaluaciones sin presión: Por último; pero no menos importante, es necesario analizar la manera en la cual los docentes evalúan a los estudiantes. Claro está que las evaluaciones tradicionales ( papel y lápiz) son necesarias; no está del todo mal querer cambiar esta metodología de vez en cuando. Es por esto que aplicaciones como Kahoot o Quizizz, permiten a los docentes evaluar el avance de sus estudiantes de una manera diferente y divertida, en la cual éstos no sentirán la presión de una “evaluación” y podrán demostrar sus habilidades por medio de actividades. Por otra parte, también se pueden crear actividades en las cuales se presenta la interacción entre pares de manera online, de modo que tanto el docente como el estudiante están inmersos en la actividad.

Finalmente, espero que estas sugerencias te ayuden a facilitar la creación de planeaciones y clases personalizadas, de manera que cada sesión sea cada vez más productiva e innovadora, para lograr que el estudiante no se aburra, se sorprenda y las sesiones no sean monótonas.

Autor: Johanna Sanabria, profesional de Maestrik